AGRADECE LA COMUNIDAD ESCOLAR DE LA PRIMARIA MÁXIMO PÉREZ TORRES LA OBRA DEL CAMBIO DE TECHO

AGRADECE LA COMUNIDAD ESCOLAR DE LA PRIMARIA MÁXIMO PÉREZ TORRES LA OBRA DEL CAMBIO DE TECHO

– En la superficie anterior, se anidaban aves y bichos, además del riesgo constante pues se movía con el viento, señaló el director del plantel

Mediante la reparación integral de los techos en las aulas, la dirección y los sanitarios de la Escuela Primaria Máximo Pérez Torres, el gobierno municipal resolverá de raíz un problema antiguo que afectaba tanto a los alumnos como a los maestros, impidiendo un proceso educativo adecuado y exponiéndolos a riesgos y problemas de salud.

Durante la supervisión de la obra realizada por las autoridades municipales, el director del plantel, Martín Reyna Sotelo, señaló que la parte superior del ala norte del edificio estaba en un estado de deterioro tal que permitía la presencia de aves, abejas e incluso ratones en los resquicios. Además, las goteras causaban molestias y, con el viento, el techo se movía notablemente, lo que junto con la acumulación de polvo representaba un riesgo para la salud de los alumnos. El edificio en cuestión tiene más de 35 años de antigüedad en su parte original y el techo solo recibía el mantenimiento que la comunidad escolar podía brindar con sus limitados recursos.

Por esta razón, expresó su agradecimiento al gobierno liderado por el doctor José Humberto Salazar Contreras, no solo por esta obra en particular, sino también por otros apoyos otorgados, como mejoras en los baños, la donación de tinacos y la instalación de una nueva toma de agua por parte del SIMAPAJ, lo que solucionó el antiguo problema de escasez de agua que en varias ocasiones había llevado a suspender las clases para prevenir infecciones originadas en los sanitarios.

El director destacó que esta obra beneficiará directamente a 320 personas, entre alumnos y personal educativo, y tendrá un impacto positivo en padres de familia y futuros estudiantes, ya que la durabilidad del material utilizado asegura que la obra tendrá una vida útil de al menos 50 años, e incluso más si se realiza el mantenimiento adecuado. Este enfoque en las zonas periféricas es un paso magnífico, ya que rara vez las autoridades prestan atención a estas áreas, afirmó.

Según la explicación proporcionada por el director de Obras y Servicios Públicos, Alfredo Marín Luna, el proyecto consiste en retirar la superficie anterior, tarea que ya se ha completado. Actualmente se está llevando a cabo el mantenimiento de la estructura, limpieza y pintura, incluyendo puertas, ventanas y protecciones. Finalmente, se instalarán 215 metros de nuevo techo con un material moderno que permitirá a los alumnos disfrutar de espacios de mayor calidad, según señaló el funcionario.

En el recorrido estuvieron presentes los regidores Elizabeth Murillo Guerrero y Enrique Saucedo Moreno, el director de Desarrollo Económico y Social, David Josafat de la Torre Pinedo, el director de SIMAPAJ, Marco Antonio Valenzuela Esquivel, Gustavo Barajas Garay, subdirector de Obras Públicas, Cristina Cuevas Soriano, presidenta de la Asociación de Padres de Familia, Susana Ureño García, vicepresidenta, y Norma Alicia Herrera Ríos, presidenta del comité de obra.